Bellavista un año después (2003)

Un pueblo triste

En el año 2003, Bellavista estaba semivacía y en desmontaje. Totalmente militarizada, la comunidad no desplazada vivía entre el miedo y la expectativa ante las promesas del Gobierno. Al templo católico se le dio una mano de pintura y se le puso techo para poder reponer el ánimo de la población. Imágenes de Paco Gómez Nadal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s